Pastores

Pastores
Luis e Isabel Rodriguez

miércoles, 22 de julio de 2009

LUCHANDO POR LA BENDICION DE DIOS - 19 de Julio 2009

Espíritu Santo, revélanos tu Palabra hoy día, ven y toma el primer lugar Señor
Génesis 32: 22-26
22 Se levantó aquella noche, tomó a sus dos mujeres, a sus dos siervas y a sus once hijos, y pasó el vado de Jaboc.
23 Los tomó, pues, y les hizo pasar el arroyo a ellos y a todo lo que tenía.
24 Así se quedó Jacob solo; y luchó con él un varón hasta que rayaba el alba.
25 Cuando el hombre vio que no podía con él, tocó en el sitio del encaje de su muslo, y se descoyuntó el muslo de Jacob mientras con él luchaba.
26 Y dijo:
--Déjame, porque raya el alba.
Jacob le respondió:
--No te dejaré, si no me bendices.

Si queremos ver la bendición de Dios en nuestras vidas, tenemos que lucharla, Jacob lucho toda la noche, y quedo cojo como consecuencia de la lucha.
¿Tu estas luchando?, uno de los problemas de estos tiempos es que nadie quiere luchar, nadie quiere pasar tiempo de ‘lucha’ en la oración, el ayuno, la predicación, etc. El peligro que corre el evangelio es que la gente no quiere luchar. Y creo que no solo es el evangelio, la gente tampoco quiere luchar en otros aspectos de la vida.
Es el tiempo de luchar en oración, tienes que arrebatar la bendición de Dios por medio de la oración, esfuérzate, no desmayes, deja las oraciones religiosas y clama al Señor en oración, dedícale tiempo
Es tiempo de luchar en la predicación del evangelio, no te desanimes, sigue visitando, sigue hablando de parte de Dios, no te quedes callado, lúchala.
Es tiempo de dejar los pretextos, Dios nos dio poder por medio del Espíritu Santo para predicar su Palabra, Jesucristo nos ha hecho más que vencedores, pero tenemos que hacer nuestra parte.
En lo que hagas, lucha!, no te conformes, se agradecido con Dios por lo que tienes, por lo que te ha dado hasta el momento pero pide más, no te canses de luchar.
Jacob quedó cojo después de esta lucha pero bendecido, cuando tengas lucha de oración vas a quedar ‘cojo’ porque Dios va a quemar cosas que no sirven, el Espíritu Santo te va a tocar y va a sacar todo lo escondido de tu corazón que posiblemente por un tiempo cojees, pero tendrás la bendición.

Algunos piensan que con Jesucristo ya no tenemos que esforzarnos, pues te equivocas, lee esto
Lucas 14: 25-27
25 Grandes multitudes iban con él; y volviéndose, les decía:
26 «Si alguno viene a mí y no aborrece a su padre, madre, mujer, hijos, hermanos, hermanas y hasta su propia vida, no puede ser mi discípulo.
27 El que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo.

Ser discípulo de Jesucristo tiene un precio, ‘aborrecer’ es un hebraísmo que significa ´no poner en primer lugar’ es decir, el primer lugar debe ser solo para nuestro Dios.
Deja ya los pretextos para ser discípulo de Jesucristo, lucha, lucha, lucha.
Esfuérzate y se muy valiente, para seguir a Jesucristo tienes que luchar, a Dios no le gustan los cobardes.
En Juan 14:6 dice ‘Jesús le dijo: Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre sino por mí'.
Donde estés, tomate un tiempo y dile a Jesucristo ‘Señor, me arrepiento de mis pecados y te pido perdón, ven y haz de mi una nueva persona y lléname de tu Espíritu Santo. Amén’.
Lee tu biblia todos los días y busca una iglesia cristiana donde congregar. Lucha día a día.